✆ 627 311 772
✆ 627 311 772

Antes de comenzar…

Urte Berri On!!!! Deseo que hayáis tenido una Feliz entrada en el 2022!!! y que la Sabiduría de la Vida nos guie.

Como ha sido ese paso del umbral del 2021 al 2022?

En mi caso, tal y como lo recomendaba en la Felicitación de Navidad, he hecho que sea lo más consciente posible, lo cual ha supuesto que haya dedicado un tiempo al repaso de todo lo acontecido, tanto en lo personal como en lo profesional, a lo largo del 2021.. las vivencias, aprendizajes, pérdidas, temas a mejorar.. y puedo decir, que ha finalizado con una gran sensación de Agradecimiento y de Paz con todo lo vivido; y también he dedicado otro tiempo, a detallar mis deseos-intenciones para este 2022, que al final mi intuición ha hecho que los haya plasmado en una preciosa carta que me he dedicado a mí misma!

Y este umbral al 2022, también se ha caracterizado por el deseo de seguir sembrando para el proyecto INFINITÚ y su materialización, a través del olivar; quien me sigue (y si no es así, aparece en entradas anteriores) , ya conoce que ya está en marcha a través de los olivos que planté y que representan al proyecto.

Sin embargo, esta vez, mi compañero en este viaje Roberto y yo, hemos decidido ir un poco más allá, e intentar obtener nuestras propias semillas 😊; de donde?

 

De los 2 olivos más antiguos del olivar, cada uno de los cuales tiene  algo más de 600 años… os podéis imaginar con esos años, la sabiduría, abundancia y vida acumulada???

 

 

 

 

En estas fotos, y también la del inicio, aparecen ambos olivos. Tremendos, no??

 

Así pues, recogimos un pocas olivas de cada uno, mi compañero se encargó de limpiarlas y sacar las semillas del hueso, y yo las he tenido 3 días en agua de mar al sol… y justo el día 31, las saqué y las prepare en paquetitos para meterlas en el frigo, a la espera de que germinen.

 

 

 

 

Llegarán a germinar al menos alguna?

Ahí aparece la incertidumbre y las ganas de poder controlar, tras la intención y cariño dedicados.. para poder contestar que si; sin embargo, será la Vida y nuestra alineación con ella, la que decida si es así o no… mientras nosotros disfrutamos de la ilusión puesta , y como el Dar y Recibir, siempre se dan al tiempo, disfrutamos del agradecimiento de los olivos por querer continuar sembrando y aprendiendo de su sabiduría.

Y si no es así, siempre aprenderemos algo… de partida a Aceptarlo!

Me despido, con el deseo de que este 2022 nos traiga la conciencia de que “somos uno con la Vida” y desde este sentir, nunca se puede temer, sólo sentir una Confianza y Agradecimiento incondicionales!!!

Leave a Reply